Loading...
Colaboradores

Cerveza post ejercicio con datos cientificos

beer and excercises

Titulo original: ¿Es la cerveza una correcta bebida de reposición del ejercicio físico?

Hola a todos. Estos días se ha estado llevando a cabo una fuerte campaña de marketing (que por la insistencia en el tema, yo me atrevería a definir como de advertising) que nos indica que la cerveza TANTO LA TRADICIONAL COMO LA SIN ALCOHOL puede convertirse en una adecuada bebida de reposición al esfuerzo físico…

Cito textualmente una de las frases que se pudieron escuchar en el IV Simposio Internacional de la Cerveza celebrado en Burgos

Su consumo moderado, tanto en su variedad tradicional como sin alcohol, tras realizar ejercicio físico en condiciones de elevada temperatura ambiental y abundante transpiración, puede permitir recuperar las pérdidas hídricas en medidas similares al agua” http://www.europapress.es/castilla-y-leon/noticia-consumo-moderado-cerveza-eficaz-rehidratacion-deportistas-investigacion-cientifica-20140616131221.html

Similar al agua…no es precisamente lo que describe a una bebida de reposición, pero sigamos

En estos mismos términos recibieron información mis compañeros del Colegio Oficial de Médicos de Guadalajara en el día oficial de la Nutrición, el 28 de Mayo, (por cierto, el día de mi cumpleaños)

http://www.europapress.es/castilla-lamancha/noticia-expertos-cerveza-salud-explican-medicos-guadalajara-beneficios-bebida-simposio-internacional-20140528144007.html

No me cabe duda de que la cerveza presenta unas propiedades nutricionales espléndidas, fuertemente avaladas en esta campaña por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) pero de ahí a convertirla en bebida de reposición va un trecho. También soy conocedora de que uno de los más fervientes defensores/divulgadores de la idea es un gran profesional con un innegable bagaje académico (director de una preciosa tesis doctoral defendida en la Universidad de Granada en mayo del 2011 que lleva por título “La cerveza como bebida rehidratante después del ejercicio”) pero…

CARRERA DE CAMAREROS,

Me voy a explicar. Ya sabéis que en este blog no solemos posicionarnos, nos limitamos a exponer los datos evidenciados por las más rancias y evidenciables tablas de fisiología o metaanálisis o (en este caso), de composición de sustancias y dejamos que seáis vosotros, a la luz de estos datos, los que decidáis  SI LA CERVEZA PUEDE SER CONSIDERADA COMO UNA CORRECTA BEBIDA DE REPOSICIÓN

Para llevar a cabo esta evaluación comparativa deben tenerse muy claros los conceptos de las características de ambos grupos de productos. De hecho, debemos de conocer las propiedades que tiene una bebida de reposición.

Las bebidas de reposición vienen definidas como: (EFSA) (1)

 “Bebidas con sabor que aportan carbohidratos (60-80 grs/L), sodio (10-25 mmol/L) y potasio (3-5 mmol/L) para restituir rápidamente líquidos Y ENERGÍA durante y después del ejercicio”

Siendo algo más precisos en su definición indicaremos que deben de presentar la siguiente composición:

  • Entre 80-350 kcal por litro
  • Al menos el 75% de las calorías provendrán de hidratos de carbono con un alto índice glucémico (glucosa, sacarosa, maltrodextrinas)
  • No más de 9% de hidratos de carbono: 90 gramos por litro
  • Entre 460-1150 mg de sodio por litro (46-115 mg por 100 ml).o lo que es lo mismo entre / 20-50 mmol/litro
  • Osmolaridad entre 200-330 mOsm/kg de agua

Damos por sentado, pues, que UNA BEBIDA DE REPOSICIÓN NO TIENE QUE TENER ALCOHOL, pero pese a todo haremos también exposición de la composición de las cervezas tradicionales

Veamos por consiguiente si la cerveza cumple esos criterios

Lo primero, como siempre: presentar el producto

Los distintos tipos de cervezas son productos naturales, obtenidos por un proceso biológico a partir de cuatro materias primas básicas: agua, malta, levadura y lúpulo.

Algunas cervezas se obtienen exclusivamente a partir de estos cuatro ingredientes, mientras que otras incluyen unos pocos ingredientes más: una fuente hidrocarbonada (normalmente un cereal no malteado), un colorante (caramelo, aditivo E-150), un estabilizante de espuma (habitualmente alginato de propilenglicol, aditivo E-405;) y un antioxidante (SO2, aditivo E-220, o bien ácido ascórbico, aditivo E-300)

CARRERA DE CAMAREROS,

Todos ellos son productos de procedencia natural, excepto el SO2, aunque la propia levadura cervecera es también capaz de sintetizar este compuesto.

Como aditivos tecnológicos se suelen añadir proteasas y carbohidrasas de origen vegetal o microbiano, aunque estos compuestos se suelen inactivar durante el proceso de fabricación y no suelen estar en forma activa en el producto final.

Para obtener cervezas sin alcohol se suelen utilizar procedimientos físicos, sin la adición de productos químicos extraños a la cerveza, por lo que  tienen los mismos elementos, salvo la presencia de alcohol

 Las bebidas de reposición son productos obtenidos por procesos de mezcla de distintos ingredientes y aditivos, naturales o de síntesis, y su composición se adapta al grupo de consumidores al que va destinado, esto es, a la población que presenta un intenso desgaste físico

BqUofHpCEAAAo7M

La variabilidad de composición, sabores, propiedades nutritivas y funcionales es amplísima, y continuamente están apareciendo en el mercado productos, que aportan diferentes sabores o nuevas propiedades funcionales pero SIEMPRE BASÁNDOSE EN LAS PREMISAS BÁSICAS DE SUS HEALTH CLAIMS

“Bebidas con sabor que aportan carbohidratos (60-80 grs/L), sodio (10-25mmol/L) y potasio (3-5 mmol/L) para restituir rápidamente líquidos Y ENERGÍA durante y después del ejercicio”

Vamos por tanto a ir comparando variable por variable

1. VALOR CALÓRICO

Una cerveza normal típica aporta unas 460 Kcal por litro, mientras que una cerveza sin alcohol aporta alrededor de 150 Kcal, y una cerveza “seca” (sin extracto seco residual) unas 310 Kcal. (2)

Comentábamos antes que las bebidas de reposición deben de contener entre 80-350 kcal por litro. No obstante las bebidas de reposición habituales que contienen un 6-7 % de hidratos de carbono de elevado índice glucémico, (no vamos a mencionar marcas, pero nos referiremos a una de las más comunes en el mercado) presentan un valor nutricional: 350 kcal/litro, (82 g/HC/l en forma de sacarosa y maltodextrina, 500 mg/l de sodio, 53 mg/l de potasio, 16 mg/l de magnesio y 47 mg/l de cloruros)

  1. La cerveza tiene pues mayor contenido energético que una bebida de reposición de las mejor formuladas, PERO SOLAMENTEen el caso de que sea tradicional, esto es, que contenga alcohol(cosa que hemos indicado previamente que EN ABSOLUTO SE CORRESPONDE CON LA COMPOSICIÓN DE UNA BEBIDA DE REPOSICIÓN)
  2. El valor energético de alguna de las bebidas de reposición es comparable al de una cerveza con el 3% de alcohol, tipo que se produce en algunos países, aunque carece de difusión actualmente en Europa.
  3. Si nos referimos a la cerveza sin alcohol aporta, fundamentalmente por su contenido en  maltodextrinas, unas 150 Kcal/litro, VALORES ÉSTOS LA MITAD DE LOS DE LAS BEBIDAS DE REPOSICIÓN QUE HEMOS COMENTADO

Por lo que la cerveza SIN ALCOHOL, NO CUMPLE EN TÉRMINOS CALÓRICOS LOS REQUERIMIENTOS DE UNA BEBIDA DE REPOSICIÓN

2. VALOR NUTRITIVO

Nadie duda que la cerveza aporta una importante diversidad de ingredientes mayor que el de algunas bebidas de reposición, destacando su aportación de vitaminas del grupo B y la de algunas substancias minerales. Entre las vitaminas deberemos destacar la riboflavina, la piridoxina, la niacina y el ácido fólico, y entre los minerales el fósforo y el silicio.(3)

Según esto, el valor nutricional de muchas (AUNQUE NO DE TODAS) las bebidas de reposición sería menor, pero….una bebida de reposición DEBE DE APORTAR LOS  QUE SE HA PERDIDO CON EL ESFUERZO Y LA SUDORACIÓN: Esto es: Iones y agua además de Carbohidratos, de modo que

  • El poder antioxidante de la quercetina, polifenoles…
  • El contenido en ácido fólico y sus derivados, los folatos
  • Los ß-D-glucanos y arabinoxilanos, como fibra soluble
  • Los minerales 36 mg/l de silicio biodisponible además de otros minerales que contiene como magnesio, potasio y muy poco sodio (11 mgrs/200cc)

Como íbamos diciendo, todos estos componentes que la convertirían en una Bebida de Reposición Funcional (esto es, con propiedades que van más allá de lo estrictamente nutricional), exceden las propiedades de las bebidas de reposición, que insisto, están diseñadas para reponer lo que se perdió en el esfuerzo….

243200_10150200696197717_257017942716_7093018_7007175_o

No obstante, me gustaría destacar aquí que su contenido en vitaminas es modesto, ya que sólo es buena fuente de ácido fólico (folatos o vitamina B9).

Un botellín aporta el 6% de la cantidad diaria recomendada de ácido fólico para personas adultas y cubre el 3% de las necesidades de vitamina B9 de la mujer embarazada y un 4% de las de la madre lactante….

Desde un punto de vista estrictamente nutricional, y sin considerar los aspectos funcionales que hemos comentado, la cerveza aporta fundamentalmente

  • –Hidratos de carbono  (excelentes maltodextrinas que forman parte de la composición HOY DÍA DE LA MAYORÍA DE LAS BEBIDAS DE REPOSICIÓN) (4)
  • –Alcohol (ambos se traducen en poder calórico)
  • -vitaminas del grupo B  tiamina, riboflavina, Ácido pantoténico, piridoxina, biotina, mesoinisitol, cianocobalamina y niacina

Pero del contenido alcohólico hemos dicho que no íbamos a hablar, verdad?

3. Iones 

Sodio:

La cerveza tradicional es una bebida con muy bajo contenido en sodio y, por tanto, muy adecuada para participar como componente de dietas hiposódicas.

El contenido en sodio  de la cerveza es similar al promedio del agua potable y 16 veces inferior al promedio de la leche de vaca. Además la relación de potasio a sodio es muy alta, lo que le confiere un fuerte efecto diurético. Estos valores hacen que la ingestión de cerveza (con o sin alcohol, según el tipo de paciente) pueda y deba ser recomendada en la confección de dietas hiposódicas (5)

La cerveza tradicional contiene 5-7 mg por 100 ml o lo que es lo mismo entre 50-70 mgrs/litro.

Existen cervezas de fabricación artesanal con más elevado componente en sodio fundamentalmente en Alemania (Gracias Cristina Ojeda @Ojedathies por el apunte) pero no es lo habitual en nuestro país

Las bebidas de reposición DEBEN CONTENER entre 460-1150 mg de sodio por litro (46-115 mg por 100 ml).o lo que es lo mismo entre 20-50 mmol/litro

De forma que la cerveza presenta un contenido muy bajo en sodio para ser utilizada como bebida de reposición

n723646569_1477183_7813 (2)

Potasio:

Las cantidades de potasio en las diferentes cervezas son variables oscilan entre 21-50mgrs /100 ml

La EFSA determina que la cantidad de potasio debe oscilar entre 3-5 mmoles/litro, esto es, entre 10-25mgrs/100ml si bien admite que se permite la adición de potasio hasta 700 mg/L (o lo que es lo mismo hasta 70mgrs/100ml)

Con lo cual con respecto al ión Potasio la cerveza Sí que cumple con los criterios de bebida de reposición

Un apunte: en las bebidas de reposición la proporción Sodio:Potasio es 4:1 y en la cerveza 1:23 (de media)

4. Osmolaridad

Se han realizado numerosos estudios en cerveza, cervezas sin alcohol y extractos de malta desde el punto de vista de su osmolaridad, para evaluar de este modo su capacidad de rehidratación en comparación con otras bebidas para deportistas.

En general se señala que las cervezas sin alcohol y las de reducido contenido en alcohol son isotónicas o hipotónicas presentando una osmolaridad cercana a 333 mOsm/kg pero las cervezas tradicionales tienen mayoritariamente un comportamiento hipertónico (6,7)

Según esto, la cerveza sin alcohol NO CUMPLE LOS CRITERIOS DE OSMOLARIDAD DE UNA BEBIDA DE REPOSICIÓN

05_3_g

5. CALIDAD SANITARIA

Tanto cervezas como bebidas de reposición son productos alimenticios con una calidad  sanitaria similar y muy elevada

Los riesgos sanitarios de la cerveza provienen de los aportes de las materias primas,  y se asocian con la detección de algunos contaminantes aportados por aquellas, sobre todo nitrosaminas y, en un segundo nivel, por micotoxinas, aportadas ambas por la malta (8).

Los riesgos sanitarios de las bebidas de reposición, se relacionan fundamentalmente con el uso de aditivos de síntesis (colorantes, edulcorantes) (9)

En cualquier caso insisto en que se trata de dos grupos de alimentos de elevada seguridad sanitaria

¿Qué decir cómo resumen?

A estas alturas, nadie lo pone en duda: La cerveza, como bebida alcohólica moderada, es un alimento que tomado en cantidades apropiadas puede suministrar al consumidor diversos ingredientes con interesantes propiedades refrescantes, nutritivas y funcionales para su salud.

Pero, sin embargo no debemos de olvidar que la indicación que se está realizando en la actualidad de ella es COMO BEBIDA DE REPOSICIÓN TRAS ESFUERZO (en deportistas o no deportistas)

Y… una bebida de reposición:

  1. NO LLEVA EN SU COMPOSICIÓN ALCOHOL
  2. Debe de aportar energía suficiente en el consumo DURANTE Y TRAS la realización del esfuerzo
  3. Debe de tener entre un 6-8% de una mezcla de carbohidratos de elevado índice glucémico
  4. Debe de contener una cantidad adecuada de sodio de 46-115 mg por 100 ml
  5. Debe de contener una cantidad adecuada de potasio de entre 10-25mgrs/100ml
  6. Debe de presentar una osmolaridad cercana a 333 mOsm/kg
  7. En las bebidas de reposición la proporción Sodio:Potasio suele ser 4:1

Teniendo en cuenta estos datos, vosotros decidís….¿PUEDE SER LA CERVEZA CONSIDERADA COMO UNA CORRECTA BEBIDA DE REPOSICIÓN DEL ESFUERZO?

Yo lo tengo bastante claro

nutricion_maraton

Como siempre ha sido un placer compartir con vosotros. En breve, brevísimo  tendremos entrada de…..LAS AUTÉNTICAS BEBIDAS DE REPOSICIÓN: EL ANTES DURANTE Y DESPUÉS Hasta entonces, haced vuestros comentarios, divulgad y dadme vuestra opinión. Citad fuentes, es bueno para todos. Hasta la próxima entrada, como siempre: ¡Buen entreno!

Fotografía: M.A.Santos P. de la Fuente, Web, fuente propia

Bibliografía

  1. http://www.msp.gub.uy/sites/default/files/CONSULTA_PUBLICA_8_DE_ENERO_(1).pdf
  2. Blenford, D. (1995). Trends in functional foods and ingredients. Food Tech Europe, 2, 24, 26, 28
  3. Bravo, J.M., & Bravo, F. (1997). Hygienic and therapeutic value of quercetin and other bioflavonoids in wine. Alimentaria, Alimentaria-;131-133.
  4. Asp, N.G., Bjoerck, I., & Nyman, M. (1993). Physiological effects of cereal dietary fibre. Carbohydrate Polymers, 21, 183-187
  5. Anjan Reddy, K., & Marth, E.H. (1991). Reducing the sodium content of foods: a review. Journal of Food Protection, 54, 138-150.
  6. Maunder, L. (1985). In praise of judicious consumption of beer. Technical Quarterly, 22, 5-8
  7. Buday, A.Z., & Denis, G. (1974). The diuretic effect of beer. Brewers’ Digest, 49, 56-58
  8. Baxter, E.D. (1996). The fate of ochratoxin A during malting and brewing. Food Additives and Contaminants, 13, 23-24.
  9. Pearce, J. (1996). Nutritional analysis of fluid replacement beverages. Australian Journal of Nutrition and Dietetics, 53, S35-S42.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *