Loading...
Colaboradores

Ejercitarse con Cancer de mama

barbell for boobs

Hacer ejercicio puede disminuir el riesgo de repetición (recurrencia) del cáncer de mama si te lo diagnosticaron antes, además de reducir el riesgo de tener cáncer de mama en primer lugar.

Según una encuesta de Breastcancer.org en 2011, el 70 % de los pacientes hacían ejercicio regularmente y el 23 % lo con menor frecuencia.

En 2010 el Colegio Americano de Medicina Deportiva concluyó que hacer ejercicio de baja intensidad no es riesgoso durante los tratamientos del cáncer de mama y después de ellos y que realizarlos mejora la calidad de vida y la fatiga relacionada con la enfermedad.

La Sociedad Americana Contra el Cáncer recomienda que las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama hagan ejercicio con regularidad (alrededor de cuatro horas por semana)

11 Razones para hacer ejercicio con cancer de mama.

Disminuye el riesgo de tener cáncer:

Se reduce notablemente el riesgo de tener un diagnóstico de cáncer de mama en primer lugar al igual que el de recurrencia.  El ejercicio también disminuye el riesgo de tener cáncer de colon, de pulmón y de útero.

Mantener un peso saludable.

Las mujeres con sobrepeso u obesas, con un IMC (índice de masa corporal) mayor que 25, tienen mayor riesgo de tener un diagnóstico de cáncer de mama, en comparación con mujeres que mantienen un peso saludable. El sobrepeso aumenta también el riesgo de recurrencia del cáncer de mama.

El riesgo del sobrepeso se debe a que las células de grasa producen estrógeno; y mayor cantidad de células grasas implican más estrógeno en el cuerpo. Una mayor cantidad de estrógeno puede dar lugar a que se forme y evolucione el cáncer de mama.

Reduce los efectos secundarios del tratamiento

Ejercitarte durante la enfermedad puede reducir lo siguiente:

  • náuseas durante la quimioterapia
  • Aliviar la fatiga que causan la radiación y la radioterapia
  • Disminuye el riesgo de tener coágulos, por que se mejora el flujo de sangre hacia las piernas.
  • Aliviar el estreñimiento, ya que estimula el sistema digestivo.
  • Revitalizar el deseo sexual y mejorar la excitación sexual

Vida prolongada.

Estudios recientes parecen indicar que el ejercicio puede mejorar la supervivencia de las sobrevivientes del cáncer de mama.

Movilidad mejorada.

Con frecuencia el tratamiento puede provocar tensión en los músculos del brazo y el hombro. Si después del tratamiento no los usas lo suficiente puedes perder flexibilidad en ellos. Hacer ejercicios de estiramiento con cuidado, mejoran los problemas de amplitud de movimiento.

Mas masa muscular y fuerza.

La edad provoca la perdida de masa muscular y los medicamentos de la quimioterapia y la hormonoterapia pueden llegar a provocar menopausia repentina, que también disminuye la masa muscular. Entrenar fuerza ayuda a tener más músculo que grasa y compensa los posibles efectos secundarios del tratamiento y los del envejecimiento,

Mas energía.

Hacer ejercicio regularmente mejora tu resistencia y ayuda a que el corazón y los pulmones provean la energía para tu día.

Ejercitarte reducira el efecto de fatiga que produce el tratamiento del cáncer de mama y la fatiga después de este.

Reduce la perdida Osea.

Al igual que la masa muscular, la mas osea se disminuye con el envejecimiento.  Si te diagnosticaron cáncer de mama, la salud de los huesos reviste una importancia especial para ti.

Algunos tratamientos para el cáncer de mama generan pérdida ósea. Los ejercicios con peso, como trotar, caminar y el entrenamiento de fuerza, pueden retrasar la pérdida ósea.

Mejor sueño.

El ejercicio regular puede ayudarte a dormirte más rápida y profundamente, ayudando con los problemas de imsonnioSi tienes problemas de insomnio o te despiertas muchas veces durante la noche,

Mejorar la autoestima.

Un diagnóstico de cáncer de mama puede generar cambios en la manera que te aprecias.

Hacer ejercicio ayuda a levantar el ánimo, controlar la depresión y mejorar la autoestima.

Si haces ejercicio regularmente, te sentirás mejor con tu persona y tu aspecto cuando veas en el espejo la imagen de una mujer en buen estado físico.

Reduce el estres.

El ejercicio no solo aumenta la producción de endorfina en el cerebro,también pueden funcionar como meditación personal. Al concentrarte en una sola tarea que te agrada logras un estado mental tranquilo y despejado.

Fuentes;

  • http://www.breastcancer.org/
  • http://www.cancer.org/
  • http://www.deportesalud.com/deporte-salud-cancer-de-mama–ejercicios-para-mejorar.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *