Loading...
Colaboradores

Hacer yoga por primera vez

nuevo en yoga

Seguramente has escuchado de otras personas lo maravilloso que es el yoga, algunos llegan buscando un camino espiritual y de autoconocimiento, mientras otros llegan a practicar solo por sus beneficios físicos. Como sea la gran mayoría se engancha en esta práctica ya que nadie se escapa de percibir todos sus beneficios. Si estas pensando en iniciarte en la práctica del yoga, no lo pienses más.

Existen diferentes tipos de yoga, por lo cual deberás estudiar cual es el que más se ajusta a tu personalidad. Nada mejor que probar cada uno de ellos para que realmente puedas apreciar de qué se trata cada estilo. Una opción muy inteligente es asistir a una clase introductoria de yoga.

Muchas estudios de yoga (shalas) dan estas clases para que los practicantes entiendan mejor de que se trata la práctica del yoga. En estas clases por lo general se explica que el yoga es una práctica originada en la India, que busca la unión de la mente y el cuerpo.

Veras que existen varias ramas, desde aquellas que tienen una visión devocional, otros espirituales y algunos solo racionales. Quizás este es uno de los aspectos que frena a muchas personas de practicar el yoga. Pero el yoga puede ser practicado indiferentemente de tus creencias religiosas, tú decidirás si quieres incursionar en esa área de la práctica.

Como mencione anteriormente puedes quedarte en la visión racional y aprovechar los beneficios físicos y mentales que te brinda esta hermosa práctica.

Adicionalmente en este tipo de clases aprendes las posturas básicas y sus nombres, así como algunas variaciones que se adapten a tu situación actual, por ejemplo si no tienes suficiente flexibilidad o fuerza para ejecutar alguna postura en específico o si por algún tipo de lesión hay posturas que pudieran generar dolor: se te enseñara que variación puedes utilizar para practicar mientras mejoras tu condición.

También conversaran sobre los distintos tipos de estilos que puedes tomar, por ejemplo el ashtanga que es una práctica bastante exigente, yin yoga el cual es mucho más pasivo, Iyengar que usa props para trabajar con mayor facilidad la correcta alineación de cada postura, yoga terapéutico para quienes necesitan recuperarse de alguna lesión, y así otros estilos de yoga.

¿Que necesitas para practicar yoga?

Mat de yoga: El mat te brindara la posibilidad de tener mayor agarre en las posturas y de acolchar ciertas partes de tu cuerpo que estarán en contacto con el suelo (Por ejemplo rodillas, codos, empeines, entre otros dependiendo de la postura). Por esa razón puedes encontrar mats con mayor espesor que otros, así como unos más grandes que otros dependiendo de tu tamaño.

Existen mats para viajar que son más ligeros, Mats para personas que sudan mucho, etc. Existen diferentes marcas (Manduka, Prana, Lululemon, Jade) de las cuales puedes elegir según tu presupuesto y preferencia.

Toalla: Lo más probable es que vayas a sudar, especialmente si estas en una clase de hot yoga, power yoga o ashtanga. Así que una toalla es muy útil para mantenerte seco. Existen toallas que puedes colocar sobre el mat que ayuda al agarre.

Si esta en tus posibilidades puedes adquirir props. Estos son accesorios que te ayudan a lograr posiciones de forma más cómoda mientras desarrollas la capacidad de hacerlo sin ayuda. Por ejemplo:

  • bloques de madera o goma,
  • cintas,
  • mantas,
  • cojines
  • Aros como el Dharma Yoga Wheel.

Puedes llevar un cooler con agua o alguna bebida hidratante pero lo mejor será que la uses al salir de clases, en muchos estudios o shalas está prohibido que ingreses con ellos a la sala de práctica.

Vestimenta para Yoga

En cuanto a la ropa, lleva algo cómodo y ligero. Si vas a llevar alguna lycra asegúrate que no te apriete cuando realices posturas de flexiones, puede ser algo incómodo.

Luego de una de estas clases introductorias podrás tener una mejor idea de que se trata el yoga, conocimiento de las posturas básicas, tener herramientas para proteger tu cuerpo mientras prácticas e idea de cuál es el estilo que más te convendría, aunque te repito no está mal que pruebes para que puedas vivir la experiencia de cada estilo y elegir con propiedad la mejor opción para ti.

Recuerda que si no gozas de mucha flexibilidad, fuerza o resistencia, tienes más motivos para practicar yoga. Parte de los beneficios y objetivos de esta práctica es desarrollar esas características. En pocas semanas de práctica empezaras a ver como tu cuerpo empieza a cambiar ganando mayor flexibilidad y fuerza.

También notaras como te mantienes más sereno y gozando de los demás beneficios que te brinda la práctica del yoga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *