Loading...
Colaboradores

La industria del fitness esta dañada

disco roto pesas fitness

Parece que la industria fitness está en pleno crecimiento.

Cada vez hay más gimnasios abriendo y hay más personas que nunca trabajando en el fitness, Hay más libros acerca del tema, más clases y más personas hablando de manera activa de fitness de lo que ha habido en toda nuestra historia.

Sin embargo, a pesar de todo esto. Tenemos los niveles más altos de obesidad, depresión y enfermedades relacionadas al stress de nuestra historia.

¿Y cómo es esto posible?

Pareciera ser, que es por el empeoramiento de la salud general en las sociedades occidentales.

Las personas están ahora más conscientes de su salud y condiciones físicas. Y a medida que más personas buscan manera de mejorar su condición, La industria del fitness se satura de esos que buscan ganancia en vez de ofrecer rutas reales para mejorar tu imagen, aumentar vitalidad y condiciones de vida.

La mayoría de la industria se enfoca en ofrecer servicios y productos que sugieren que puedes mejorar con menos esfuerzo y dinero.

De cualquier manera, en casi todos los casos, hay poco más que el equivalente moderno de Aceite de culebra.

Aprovecharse de las emociones de aquellos que están buscando ayuda y tienen necesidad de aferrarse de cualquier cosa que parezca un atajo mágico al éxito.

El problema cuando la mayoría de la industria vende aceite de culebra, pronto se percibe como la norma y por lo tanto la ruta que debe ser tomada por cualquiera buscando una solución.

Y la naturaleza humana dicta que las personas no le agradan pensar que ha tomado decisiones erradas y mucho menos reflexionar sobre ellas.

Entonces prefieren defender su elección al punto de promoverla a otros para que la apoyen.

Después de todo si un montón de personas se unen entonces validaran su decisión. Y con tanta gente abogando por la idea, la gente sigue la manada y el círculo se perpetúa.

Y hacer eso no difiere de aquellos que apuntan e invitan a otros a beber alcohol o comer comida chatarra ya que “no es para tanto” y de esa manera lo hacen normal y validan sus propias decisiones.

Desde mi perspectiva estando activamente en la industria, Siento que desde hace muchos años nos dirigíamos por este camino  y que la industria que amo, se ha convertido solo en la sombra de lo que fue

Deje mi profesión como arquitecto para enfocarme en salud y fitness hace 10 años por la simple razón que en ese momento sentí que era capaz  de contribuir de manera positiva a la sociedad de esa manera.

Sentía que el fitness  me daba una razón para levantarme en la mañana  y un propósito para mi ser.

Así que cuando comencé a ver cuán prevalente se hacía el elemento dinero, decidí tratar de hacer algo al respecto a mi manera.

Cuando abrí Dynamic Core Studios, no fue porque yo quisiera tener mi propio gimnasio.

Lejos de esto,

Investigue en cada institución en el área a ver que hacían diferente con su clientela, pero no solo en la superficie, Quise ver quienes colocaban el foco en el cliente y le daban un servicio de la mejor calidad posible.

No encontré ninguno

Créanme, si hubiera habido alguno, yo no hubiera comenzado esto.

En todas partes donde busque existía este problema.

gimnasio lleno

Los lugares de entrenamiento

Empezando con los locales de entrenamiento, que están tan enraizados en el corazón de la industria fitness que todos presentan problemas similares.

Cada gimnasio tiende a seguir el mismo modelo que las grandes cadenas.

Las mensualidades se reducen en función de la oferta de las grandes cadenas, porque barato es más fácil de vender.

Pero lo ofertado no es realizable.

Es decir es necesario que un porcentaje de los miembros paguen pero no utilicen el local.

Los llamados gimnasios económicos han llevado este modelo un paso más allá.

Al igual que los otros (llenan el local con mucho equipo de cardo y peso libre) pero reducen staff y remueven elementos lujosos como piscinas, saunas logrando hacer el precio tan ridículamente barato que es necesario que más de la mitad de los inscritos paguen pero no asistan para funcionar.

Tomando en cuenta eso, los locales más pequeños, deberían ser capaces de ofrecer algo mejor a sus clientes, ¿no creen?

Desafortunadamente no

Lo que hacen la mayoría de los gimnasios independientes es seguir el mismo modelo.

Ellos pueden colocar equipo diferente, ofrecen a veces un precio más elevado para atraer al que busca más espacio para entrenar.

Usan tácticas como hacerlo puro “entrenamiento funcional” (¿los otros gym están hacienda entrenamiento disfuncional??), o un gimnasio solo para chicas o cualquier otra frase de moda.

Pero aun así, el modelo es el mismo, vender cuantas membresías sean posibles y si el negocio despega, han vendido tantas membresías que el local siempre esta tan lleno que ya no se puede entrenar adecuadamente y bueno que el cliente lidie con ello.

Imagina que te dicen que puedes usar un Ferrari 458 (Un carro cuyo valor es £170,000) tan solo pagando £10 al mes y usarlo cuando quieras. Si tú eres un amante de los carros seguramente te anotarías.

Sin embargo, que pasa si te digo que Habrá 100o personas más a quien se le va a ofrecer esto y que lo puedes manejar cuando quieras, pero lo usa quien llegue primero.

Hay un chance de que llegues a usarlo (alguien lo va a hacer) pero para que lo logres, necesitaras reservarlo como a las 3:00 am u otra hora loca y aun así hay un chance de que alguien más lo haga primero.

Esto no es diferente al gimnasio estándar. Algunos sacaran provecho del bajo costo, pero la realidad es que el costo de los equipos, desgaste del local y pago a los empleados es 50000 veces más que tu mensualidad.

Así que la única manera que el modelo funcione es que efectivamente una gran cantidad de miembros donen su mensualidad para mantener el gimnasio.

Y pues, mientras un gimnasio puede llegar a tener 6000 miembros, ¿Cuántos de ellos están actualmente teniendo mejoras en su salud y apariencia? ¿Quizás un 10%?

Porque, asumiendo que los miembros asistan y sepan que hacer en el gimnasio para mejorar sus condiciones, estaría tan ocupado que no podrían hacer su entrenamiento de la manera adecuada

Este mismo problema existe y empeora si vamos más allá.

 

cinturon electrico

Los productos fitness

Los productos que se venden como solución en casa (6 second abs o esos estúpidos cinturones con pulsos eléctricos que te dicen que lo uses mientras ves TV, etc. ) son tan inútiles que su único rol en la vida es ocupar espacio debajo de la cama.

Pero son tan baratos, que valen el gasto para alguien que quiere hacer un cambio en su vida pero es muy ocupado o para aquellos que tienen bajos ingresos.

Así que aquí vemos el mismo problema en la solución ofrecida, Gastar un poco dinero en una promesa que nunca es cumplida.

La gente que compra esos productos podría quemar sus billetes y el acto de prender el fosforo probablemente haría el mismo efecto que usar el producto.

Los suplementos

Y también están los suplementos. Y no me malentiendan, hay algunos suplementos que tienen un sólido respaldo científico.

El Mono hidrato de Creatina y Cafeína pura (No Café, hay diferencias),  cosas como Proteína de Whey, Omega, ZMA, etc. Que tienen una función útil con buena, si no evidencia concluyente que los soporta.

Pero también están los aceleradores de testosterona, quemadores de grasa, Ganadores de masa, suplementos de NO2 y una que otra basura sobrevaluada, que en la mayoría de los casos hacen más daño que bien.

Y ni hablar de los paquetes de suplementos.

Si, es tiempo de hablar de Herbalife, Body by bi, Juice plus y otros. Podría seguir  hablándoles de lo terrible que son estas cosas, pero este articulo ya es largo, así que lo desarrollare otro día.

Solo hare un pequeño comentario

Si estas promoviendo cualquiera de estas cosas, para complementar tu ingreso, entonces debes revisar un poco tu vida.

Si la razón por la que lo haces es “tengo una familia que alimentar” o algo similar entonces no eres mejor que un vendedor de drogas o alguien que roba a pensionados ya que esa gente puede argumentar lo mismo.

¿Fui Muy acido? Quizás, pero realmente estos productos son el peor tipo de veneno para la industria (del fitness) que supuestamente ayuda a la gente.

¿Y qué acerca de los libros y revistas?

Ciertamente encontramos algunos autores fantásticos con grandes mensajes motivadores para compartir, hasta que empiezan a recetar entrenamientos donde hay  como sets y repeticiones irreales o Planes de dieta con cantidades de calorías estúpidas (ej. 1200 o menos calorías al día) así que de nuevo, terminan haciendo más daño que bien.

Sabemos que no es posible tener un plan de entrenamiento único donde la progresión se describa como linear.

La gente tiene días de Descanso, así como días de alta energía y los entrenamientos necesitan poder adaptarse a esos cambios.

Todo el mundo es diferente por ejemplo: la sentadilla (squat) es un gran ejercicio, pero si la persona quien lee el entrenamiento publicado tiene problemas posturales que previenen que tenga una Buena técnica de sentadilla, llevarlos a la fuerza a hacerlas solo los lastimara.

Con respecto a lo que concierne a la “nutrición” o más bien  libros de “Dietas”, encontramos que su discurso está orientado a obtener resultados rápidos e insostenibles, causando el desarrollo de una pobre relación psicológica con la comida y con un efecto rebote enorme. Así que tampoco ayuda al problema de la industria del fitness.

Y puedo seguir reseñando cada elemento, desde blogs y forums, hasta apps y tecnología. Pero el problema siempre es el mismo.

La meta actual de la industria es vender productos, vender un sueño y raramente se enfoca en la gente y en ayudarla genuinamente con los problemas que tratan de resolver.

¿Entonces cuál es la solución?

A corto plazo no hay ninguna.

Solo necesitas ver por cuanto tiempo como industria de la comida ha sido capaz de promocionar productos “bajos en grasa” (cargados en químicos y azúcar) o libres de gluten (nuevamente llenos de azúcar) o los bajos en azúcar (con muchos químicos) como sus opciones saludables.

Allí puedes ver fácilmente como aprovecharse de las inseguridades y deseos de las personas para generar una cuenta bancaria grande, no es algo que vaya  a desaparecer pronto.

Sin embargo, creo que hay alg0 que podemos hacer,

Si los individuos que representan la industria (ej. Entrenadores personales, nutricionistas, dietistas, dueños de gimnasios, coaches y afines) dejan de enfocarse en cuán grande esta su cuenta bancaria y comienzan a enfocarse en la gente a quienes sirven y hacen lo mejor por sus clientes, sin preocuparse en cuanto recibirán a cambio, se sentaran precedentes.

Mientras más eduquemos a los consumidores a tomar  mejores decisiones, decisiones más inteligentes y saludables, más socavaremos las ganancias de las corporaciones que se aprovechan de sus impulsos.

Si los consumidores tomaran un minuto para pensar en las consecuencias a largo plazo de sus decisiones que en las ganancias a corto plazo.

Si dejan a un lado las revistas que le dicen cómo deben verse y comenzar a enfocarse en cómo se sienten y mejorar desde allí.

Sí, cuando compraran algo o invirtieran en su salud y apariencia física se tomaran un segundo para analizar su valor verdadero y no su costo. Entonces  comenzaríamos a ver cambios que afectaran esos mercados.

No es algo que vaya a cambiar de la noche a la mañana y que quizás nunca desaparezca.

Pero la industria del fitness no está cumpliendo con lo prometido por su mercadeo y siendo una de las pocas industrias en este mundo cuyo fin es ayudar a otros y mejorar las vidas de quienes toca, esta haciendo un trabajo muy pobre y debe cambiar

Así que si eres alguien que forma parte de la industria del fitness.

Sin importar que servicio me digas que ofreces, Tal vez es tiempo de reflexionar en el e camino recorrido.

Quizás te desviaste en algún momento y no lo notaste.

Pero te ruego que te tomes una hora al día para sentarte y evaluar en estas contribuyendo a las personas a quien buscas servir.

¿Estas entregando más valor vivencial que el valor monetario que estas cobrando? Si no es así, quizás es tiempo de recalibrar y tomar un nuevo camino.

Creo y siempre he creído que necesitamos ganarnos nuestro sitio en este mundo.

Y al final de nuestras vidas, si cada uno puede alcanzar una posición donde pueda ver atrás en sus vidas y honestamente decir que el mundo está un poquito mejor por que estuvimos ahí, que si no hubiésemos existido.

Entonces el mundo donde vivimos se convertirá cada vez en un lugar mejor y nos habremos ganado nuestro parte en él.

Si no, bueno eso queda a tu consciencia.

Para finalizar, y pensar.

La industria fitness está bastante dañada, pero no está tanto para que no pueda ser reparada.

Cada uno de nosotros podemos poner de nuestra parte para asegurarnos que vaya en la dirección correcta y comienza a contribuir más de lo que toma..

Cruzo mis dedos por eso.

Texto original de Mark Tiffney publicado en Linked in el 17/8/2016 traducido para Ccsfitness por Carlos Hernández

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *